¿Has conocido a alguien tan enamorado de ti que subiera las escaleras corriendo por no esperar el ascensor?

El Blog de Plan Reforma. Planifica y haz realidad tu obra

Por Laura Núñez |

Hoy nos hemos topado con un artículo publicado en el portal Cosas de Arquitectos y redactado por Luís Sánchez Blasco  Ana Durá (si puedo, sin duda, trataré de incluirla como colaboradora de nuestro blog). El título original del artículo me ha llamado la atención: ¿Los enamorados no cogen el ascensor? ¿NO?, he pensado… Pero me ha llamado todavía más la atención el fragmento de diálogo que han usado para darle sentido a su título (y que yo he aprovechado titular este artículo):

 

“¿Has conocido a alguien tan enamorado de ti que subiera las escaleras corriendo por no esperar el ascensor?
-¿Subías las escaleras por tu mujer?
-A veces.
-Nunca he vivido en una casa con ascensor.”

–del film Ricas y Famosas, 1981–

Viví durante tres años en un quinto piso sin ascensor, así que me ha hecho mucha gracia la forma de empezar un artículo que quiere resumir, haciendo un paralelismo con diferentes películas, la historia del ascensor. Al artículo empieza así:

«Uno de los personajes del director George Cukor decía aquello en 1981 en la película Ricas y famosas. Por suerte,cada día resulta más difícil toparse con una vivienda sin ascensor, pues habría muchos contrariados con esa carencia. Uno de ellos sería Kirk Douglas en su papel del millonario tío Joe en Los codiciosos (1994). No en vano, el magnate no podría desprenderse de su silla de ruedas y obviar el ascensor dada su avanzada edad por mucho amor e impaciencia que sufriese por abrazar a su adorada y joven Molly. Eso sí, el tío Joe esprintaba por los salones de su magnífica mansión y no había nadie tan rápido pulsando los botones de su ascensor privado.

En las películas, los ascensores han sido cuna de amores y han presenciado un crescendo de carantoñas, además de servir de marco para horrores varios como los que atestiguan un sinfín de filmes, pues pocas escenas resultan tan sobrecogedoras como el timbrazo de un ascensor que se abre sin pasajeros en medio de la mayor penumbra (…).Leer el final del artículo en su fuente original.

 

Por cierto, si quieréis o necesitáis instalar un ascensor en casa, no dudéis en pedir presupuestos a nuestros arquitectos que os ayudarán en todas las gestiones (que no son sencillas) para poner un ascensor en tu comunidad de vecinos.

Avatar
Autor: Laura Núñez

Arquitecta por vocación, inquieta y curiosa por naturaleza, fundé Plan Rerforma, la plataforma que digitaliza y facilita la relación entre todos los intervinientes en una obra: Particulares, profesionales, distribuidores y fabricantes a través de sus servicios: - MARKETPLACE: Para poner en contacto particulares y profesionales - STIMAT: El programa de presupuestos colaborativo - STIMATpay: El gestor automático de pagos seguros para obras

2 thoughts on “¿Has conocido a alguien tan enamorado de ti que subiera las escaleras corriendo por no esperar el ascensor?

  1. AvatarLuis Sánchez

    Hola Laura,

    Muchas gracias por tus palabras sobre nuestro blog. Quería aclarte que la autora del post es Ana Durá tal y como se indica al final del mismo.

    Muchas gracias

    Contestar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *