¿Cómo ahorrar en la factura de calefacción?

El Blog de Plan Reforma. Planifica y haz realidad tu obra

A la hora de ahorrar existen dos estrategias cuya finalidad es la misma (la reducción del consumo) pero que, sin embargo, el camino para llegar a ellas es diferente. Hablamos de ahorro versus eficiencia energética.

¿Qué es el ahorro energético?

El ahorro energético supone una actitud activa por parte del usuario final, ya que es él el responsable de realizar las acciones directamente. Se trata de tomar las medidas necesarias para eliminar consumos innecesarios. Ahorro es:

  • Subir las persianas y permitir el paso de sol al interior de las habitaciones en las horas de luz solar, bajándolas al anochecer para evitar pérdidas de calor por los cristales. Así, conseguiremos, además, más luz natural en el interior y no necesitaremos encender las luces.
  • Comprobar los burletes de puertas y ventanas. Reduciremos las fugas de aire.
  • Colocar los aparatos calefactores delante de puertas o ventanas. Como ya se ha comentado, estos suelen ser los puntos por donde se pierde más calor. El aire caliente ascendente hace que actué en forma de cortina.
  • Evitar una ventilación excesiva de la vivienda. En condiciones normales con 10 minutos basta para lograr la ventilación de una habitación. Además, es recomendable ventilar en las horas cuando la temperatura exterior es más alta.
  • Las temperaturas más usuales de confort son de entre 19º y 21ºC. Cabe considerar que por cada grado  que aumentamos la temperatura, el consumo sube 6-9%.
  • Por la noche se puede reducir la temperatura hasta los 16ºC.

Estas acciones no suponen coste alguno y habremos tomado medidas para eliminar consumos innecesarios.

Ahora bien, ¿en qué se diferencia el ahorro de la eficiencia energética?

La eficiencia supone usar sistemas más eficientes que los que usamos hoy en día, aprovechándonos de los cambios tecnológicos. Para ser más eficientes podemos:

  • Mejorar el aislamiento para evitar fugas de calor al exterior a través de paredes, ventanas, techos y suelos. Se puede llegar a ahorrar hasta un 40% del gasto en calefacción, obteniendo además otros beneficios adicionales como temperaturas más estables; protección de la vivienda frente a posibles humedades; mayor sensación de confort; mayor aislamiento acústico de ruidos exteriores (en función del tipo de aislante que se use).

  • Cambiar las ventanas. Las ventanas sencillas pueden llegar a producir pérdidas de calor y frío hasta 4 veces mayor que en el caso del doble acristalamiento con rotura de puente térmico.
  • Aislar las cajas de persiana.
  • Regular la temperatura mediante termostatos. Instalar los termostatos alejados de las corrientes de aire, o de los rayos de sol y a una altura de 1.80 m sobre el nivel del suelo. Usar programadores termostáticos permite, además, establecer un horario de conexión y desconexión del sistema de calefacción.

¡Es con la suma de esfuerzos que se consigue un mayor beneficio!

Contribuyendo activamente en el ahorro de nuestras casas y mejorando por otro lado la tecnología de la que disponemos hoy en día llegaremos a reducir de forma muy interesante el consumo y la factura de nuestros hogares.  ¡Porqué la energía más barata es la que no se (mal)gasta!.

3 thoughts on “¿Cómo ahorrar en la factura de calefacción?

  1. Anna

    Muchas gracias por esta entrada.
    El frío ha llegado de repente y seguramente el mes que viene todos notaremos la subida en la factura de gas o electricidad… y precisamente los tiempos que corren no son fáciles.
    Toca ahorrar. y cómo? pues no sé… con 100 capas de ropa, té caliente y cojines en la ventana supongo.
    Bueno, ahora en serio, quiero compartir con vosotros alguna info útil que me he encontrado en una página web y pienso poner en práctica los consejos.
    Espero que os gusten y que tomen nota!!
    http://hogar.uncomo.com/articulo/como-aislar-mi-casa-del-frio-16295.html
    http://hogar.uncomo.com/articulo/como-elegir-una-calefaccion-para-invierno-16296.html
    http://hogar.uncomo.com/articulo/como-ahorrar-electricidad-en-invierno-15668.html
    Saludos y feliz invierno!!

    Contestar
  2. Imma

    Muchas gracias por este articulo tan interesante, de verdad, realmente vale la pena pararse a analizar lo que se gasta y que se puede hacer… Lo que yo quisiera aportar es acerca de las chimeneas. Porque nosotros teniamos una chimenea típica de ladrillos y la hicimos arrglar y le pusimos un recuperador d e calor y ahora nos ayuda mucho a gastar mucho menos gas.Tambien usamos biomasa como combustible y la verdad es que va muy muy bien y calienta mucho. Aquí teneis una foto del modelo de nuestra chimenea con recuperador

    Contestar
  3. roberto de mora

    estoy de acuerdo en muchas de las cosas que publicais excepto en la colocacion de termostatos y programadores , que no regulen el control del aparato generador de calor
    puesto que los termostatos de 12 y algunos de 24 voltios ya quedo demostrado que su
    consumo aumentaba con este tipo de termostatos convencionales. un saludo

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *