La tradición del cultivo de rosas

El Blog de Plan Reforma. Planifica y haz realidad tu obra

El 23 de Abril no sólo se celebra el día del libro a nivel mundial, en conmemoración de la muerte de dos grandes plumas de la Historia de la Literatura: Miguel de Cervantes y William Shakespeare, sino que también se celebra en muchos países el día de San Jorge.

En los Países Catalanes es la Diada de Sant Jordi, donde siguiendo la tradición, las mujeres reciben una rosa de su amado y los hombres reciben un libro.

www.eptdesign.com

La tradición de la rosa como presente del día de Sant Jordi, nace a partir de una leyenda medieval rodeada por una aureola de romanticismo que dice (en versión de Eduard Juncosa) :

“Había una vez un monstruo que vivía en un lago al lado de una pequeña ciudad. Su presencia tenía atemorizada a toda la población y su aliento llegaba hasta el interior del recinto amurallado. Para evitar su ira y no tentar su ferocidad, los ciudadanos tenían que llevarle cada día dos ovejas.
Pero las ovejas se acabaron y el cruel animal amenazaba con atacar y arrasar toda la población.
Por eso el rey decidió que se le iban a entregar personas.
Mandó que todos los padres diesen a sus hijos, siguiendo un sistema de azar, uno por uno a la fiera. Pero un día, por este sistema, le tocó a la hija del rey.
Este, lleno de pesar, dijo al pueblo que repartiría todos sus bienes si la princesa era dispensada de su muerte segura.
El pueblo no lo quiso, incluso amenazaron con quemar el palacio real, por eso aceptó y libró a su hija a la bestia.
Cuando la princesa ya había hecho gran parte del camino sola, pasó por allí un caballero sobre un gran corcel blanco. Este caballero se llamaba Jordi.
Y, viendo a la doncella desconsolada le preguntó qué le pasaba.
Ella se lo explicó y, cuando se percató de que el dragón se acercaba hacia donde estaban, el caballero tomó la lanza y se enfrentó con la cruel fiera.
El caballero, hirió gravemente a la bestia, la ató con el ceñidor de la princesa y lo pasearon por toda la ciudad como un perro indefenso para demostrar que estaba vencido.
Finalmente, el caballero le clavó con fuerza la lanza y lo mató definitivamente.
De su sangre, nació un rosal bellísimo, del cual cortó la rosa más hermosa para entregársela a la dama.”

La tradición del cultivo de rosas

En cuanto a la tradición del cultivo de rosas decir que por su extraordinaria belleza se cultivan de antiguo. Desde la época romana los rosales han estado sometidos a complejos procesos de hibridación que permiten su cultivo en bancales, en orlas y como trepadoras, distinguiéndose así las especies o rosales silvestres de las especies hibridas que son las que cultivamos en jardines. De estas últimas, las variedades van de los rosales antiguos de colores más suaves (alba, borbonianos, china, damascenos, ..) a los rosales modernos mas brillantes e intensos ( arbustivas, floribundas, sarmentosos, miniaturas, trepadoras, rastreras …).

www.tallerdepaisatge.com

www.tallerdepaisatge.com

Debido a los procesos mencionados de hibridación se han desarrollados infinidad de variedades de color, textura, forma y intensos aromas.

Si bien los rosales son plantas adaptables que crecen en casi todas las partes del mundo, son más vigorosas en las regiones cálidas (donde pueden llegar a florecer todo el año) y en las templadas, pero algunas variedades también se adaptan bien a regiones frías.

Las rosas en el diseño de jardines

En el diseño de los jardines, hay que decir que pocas plantas son tan variadas y versátiles como la rosa. De la multitud de rosas de arbusto, miniatura, trepadoras y tapizantes de tamaño y formas variadas, se pueden elegir las adecuadas para cualquier emplazamiento del jardín. Es posible desde vestir todo el jardín de flores de rosas, a tenerlo de protagonista en una maceta, a recubrir una pared con una variedad trepadora.

www.houzz.com

www.houzz.com

Para su elección hay que tener en cuenta el formato que buscamos, dependiendo de la zona donde situarlas, el color de la flor, el color de las hojas, la forma de la flor y la estructura de la planta y porque no, la fragancia.

Una de las recomendaciones a la hora de situar los rosales es hacerlo en zonas neutras, sea cual sea el material, que sea de poco contraste de color y sin dibujos o texturas multicolores que entrarían en competencia con los rosales.

Podemos colocar un macizo de rosas intensas destacando en medio de un césped verde y liso, o rodeado por tonos sutiles de pavimento. Podemos acompañar un sendero de tierra o de pizarra con rosales de tonos pálidos y suaves.

En los jardines clásicos las rosas se sitúan en grandes grupos enmarcadas por una orla, por ejemplo un seto de boj o cualquier otra arbustiva recortable de follaje verde o gris.

www.johnsenlandscapes.com

www.johnsenlandscapes.com

En jardines más modernos encontramos las rosas en una amplia gama de esquemas plantación, no solo en agrupaciones en orla, sino también aisladas, o en terrazas, o rocallas, o combinadas con gramíneas con otros arbustos y incluso con otras tapizantes.

Sandbergdesign.com

Sandbergdesign.com

Aunque no parecen estar muy de moda en los diseños de jardines más vanguardistas o contemporáneos, por muy minimalista o arquitectónico que sea el diseño de estos jardines, si te gustan las rosas, siempre es posible encontrar un espacio donde tengan cabida. Como siempre el consejo de un buen experto te puede ayudar a que el conjunto de tu jardín con las rosas que quieres sea lo más armónico posible en su conjunto.

! Feliz Sant Jordi !

Avatar
Autor: Eva Vidal Mateu, paisajista en Plan Reforma

Eva Vidal Mateu es Ingeniera Informática y Máster Universitario en Paisajismo por la ETSAB (Barcelona). Después de años de carrera en multinacionales en gestión de proyectos y de colaboraciones en la Generalitat de Catalunya, ha canalizado su carácter emprendedor y su pasión por el paisaje en crear su propio estudio de paisajismo “Taller de Paisatge” cerca de Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *