Tipos de calefacción eléctrica

El Blog de Plan Reforma. Planifica y haz realidad tu obra

Por Plan Reforma |

La calefacción es imprescindible en casi todos los hogares (y decimos casi porque hay zonas que por su buena climatología, no son necesarias) y existen muchos tipos de sistemas. Pero hay que tener en cuenta algunas premisas antes de decidir si instalar un sistema u otro y no olvidar que también el aislamiento de la vivienda es un aspecto clave para que interese más una calefacción determinada. Una de las alternativas es la calefacción eléctrica. Sabemos que a día de hoy las tarifas eléctricas son bastante elevadas y además es una factura que no para de crecer, pero a veces una calefacción de luz es la opción más interesante a pesar de los precios que se llegan a pagar. Pero en otras ocasiones es la única opción posible sobre todo cuando no se pueden instalar calderas de leña o gas.

Puede que estés pensando en cambiar un radiador de sitio o directamente cambiar la calefacción de tu casa. Calcula el precio en unos segundos.

PRECIOS PARA CAMBIAR LA CALEFACCIÓN DE MI CASA

Radiador en casa

Tipos de calefacción eléctrica

Acumuladores eléctricos

Acumulador eléctrico para calentar la casa

Como el nombre indica, los acumuladores de calor están diseñados para acumular energía durante las horas en las que la tarifa eléctrica es más económica. Esto suele coincidir con el horario nocturno, lo que significa que por la noche almacenará calor e irá desprendiéndolo durante todo el día. Las horas las puedes programar adaptándolas a tus necesidades. Es una opción muy interesante para quienes estén en casa todo el día, pues los aparatos desprenderán calor la mayor parte del tiempo.

Ventajas: ahorro energético para aquellos consumidores que necesitan poner calefacción eléctrica en sus viviendas.

Radiadores eléctricos de bajo consumo

Radiador de aceite

Con esta denominación nos referimos a esos radiadores que funcionan con un líquido en su interior, generalmente aceite, que hace como elemento caloportador. ¿Qué significa esto? Que este radiador conserva mucho mejor el calor una vez se ha desenchufado el aparato. Por eso muchas veces se les conoce como radiadores de bajo consumo o radiadores de aceite. Sin embargo hay otro aspecto a tener en cuenta. Al mismo tiempo que conservan muy bien el calor, también hay que saber que hasta que logran la temperatura esperada tarda un tiempo, tiempo que consumirá energía eléctrica y que incrementará la factura de la luz.

Por lo tanto en este caso, habría que elegir radiadores eléctricos de bajo consumo en circunstancias donde es necesario tener la calefacción encendida por periodos mayores a 5 horas.

Ventajas: son más económicos que otro tipo de radiadores eléctricos. No emiten ruidos. Son portátiles. No generan residuos.

Inconvenientes: Tardan un tiempo en estar al 100% por lo tanto estarán consumiendo energía sin ofrecer calor. Son grandes. Se recomienda como sistema complementario a otra tecnología, nunca como el único.

Radiadores eléctricos de tecnología seca

Este tipo de radiadores tienen una capa exterior de aluminio con placas de capacidad calorífica donde se encuentran las resistencias que provocarán el calor. Quienes instalen este tipo de aparatos en su casa notarán cómo el radiador se calienta rápidamente por lo que se recomiendan sobre todo para estancias en las que es necesario que tomen temperatura en la mayor brevedad posible.

Ventajas: rapidez en calentamiento.

Desventajas: no recomendables para espacios grandes.

Radiadores eléctricos por infrarrojos

Aunque su uso no está muy extendido en el interior de las viviendas es una opción muy interesante y sobre todo económica. Se trata de un sistema de calefacción en el cual el calor se transmite por irradiación con rayos infrarrojos. Las placas se colocan en el techo de la estancia, las que se encargan de emitir estos rayos que calientan objetos, personas y espacios en general. Una de las razones para apostar por este sistema de calefacción eléctrica es que es capaz de mantener el nivel de humedad idóneo para las personas, sin resecar el ambiente como si hacen otros sistemas.

Ventajas: bajo consumo. Máxima eficiencia energética. Nulo mantenimiento. Sistema eléctrico sin necesidad de aplicar la potencia contratada.

Si te interesa cambiar tu actual sistema de calefacción y quieres optar por la electricidad, puedes pedir presupuestos a profesionales de tu zona, ellos te ayudarán a tomar la decisión correcta.

PEDIR PRESUPUESTO A PROFESIONALES

Plan Reforma
Autor: Plan Reforma

Plan Reforma es la plataforma que, desde 2012, ayuda a planificar una obra facilitando la relación entre particulares, profesionales, distribuidores de materiales y fabricantes a través de sus servicios: MARKETPLACE - para poner en contacto particulares y profesionales; STIMAT - para hacer presupuestos de obras de forma rápida, transparente y fácil; STIMATpay - para gestionar de forma segura y automática los pagos de una obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *