Todo lo que necesitas saber antes de empezar una reforma integral

El Blog de Plan Reforma. Planifica y haz realidad tu obra

Por Plan Reforma |

Introducirse de lleno en una reforma integral es un auténtico jaleo. Ya no solo por el tiempo que tendrás la casa «empantanada» con profesionales entrando y saliendo, materiales almacenados en cualquier habitación, polvo y suciedad… sino por todo lo que conlleva la preparación de la misma. Hacer balance de lo que quieres cambiar, determinar un presupuesto máximo, pedírselo a varios profesionales y comparar, seleccionar los materiales, el mobiliario… Son tantas cosas que a veces no es posible ver el fin de estas obras.

¿CUÁNTO CUESTA HACER UNA REFORMA INTEGRAL?

Reforma integral por Altia Group

  1. No a la improvisación
  2. Comprobar mediciones
  3. Tener las cosas claras
  4. Permisos y licencias
  5. Problemas ocultos
  6. Comparar presupuestos
  7. Legalidad
  8. Por escrito
  9. ¿Pagar por adelantado?

Hay muchas cosas que tienes que tener en cuenta antes de empezar una reforma integral, así que vamos a darte algunos consejos que será necesarios valorar cuando te enfrentes a una obra de estas características. Empezamos.

La improvisación no es buena consejera

Consejos para reformas integrales. Foto: Altia Group

Por eso la planificación es fundamental. Esto te ayudará a no hacer reformas innecesarias y sobre todo a no gastar más de lo que verdaderamente te hace falta. Piensa bien en cada reforma y cómo aprovecharla. Se nos ocurre que si vas a cambiar los muebles de la cocina, aproveches para levantar el suelo y cambiar las tuberías (en el caso de que tengan muchos años).

Comprobar mediciones

Comprobar las mediciones

No debes dudar de la profesionalidad de las personas que has contratado, pero te recomendamos estar en el momento de las mediciones por si necesitas darles alguna indicación necesaria en el caso de haber alguna modificación en la distribución de la estructura de la vivienda, derribar paredes

Tener las cosas claras

Consejo: ten las cosas claras

Muy relacionado con el primer punto, aquí te recomendamos que priorices y seas realista. Te puede encantar un mueble perfecto para el salón pero, ¿lo necesitas? ¿Le vas a dar utilidad a ese extra que trae? ¿Te roba mucho espacio? Hay que simplificar. La practicidad es mucho más útil que la belleza de un objeto. Y a lo largo de los años lo agradecerás.

Permisos y licencias

Licencias de obra

Una reforma integral requiere de muchos trámites, entre ellos los permisos y las licencias. En este caso lo mejor que puedes hacer es acercarte hasta el ayuntamiento de tu localidad para que te orienten sobre los permisos. Aquí tienes unos consejos, pero lo mejor es informarte en persona. En teoría, los profesionales que contrates sabrán qué necesitas para la reforma, puedes pedirle consejos a ellos pero para mayor seguridad, ve al consistorio local.

Si es una reforma menor del estilo de baños, cocinas o revestimientos, es posible que no necesites ningún tipo de permiso. Sin embargo si lo que quieres es cambiar la distribución de la vivienda (ver precio) o hacer rehabilitar la fachada que afecten a la estructura, sí deberás comunicarlo al ayuntamiento. En este último supuesto también es necesario que contactes con un arquitecto para que pueda garantizar que la obra no altera los pilares de la vivienda.

Estar preparado para los problemas ocultos

Problemas inesperados

Puedes tener muy bien detallada y planificada la reforma pero en ocasiones aparecen problemas con los que no contabas. Normalmente suelen darse en las instalaciones eléctricas y de fontanería. Se trata de las instalaciones que menos se renuevan por todo lo que supone cambiar las tuberías y el cableado, así que en ocasiones pueden provocarnos algunos problemas inesperados. Esto no debe suponer un entorpecimiento en nuestra reforma integral, sino que probablemente supondrá un retraso en la fecha de finalización.

Compara presupuestos

Compara presupuestos y quédate con el que más te convenga

Comparar presupuestos no es una recomendación, es una obligación. No puedes quedarte con el presupuesto que te dé tu profesional de confianza. Puede ser que los trabajos que le hizo a tu primo, tu hermano o tu amigo hayan sido perfectos, pero hay muchas opciones en el mercado. Lo bueno de la existencia de tanta oferta es que puedes comparar y elegir, ¡aprovecha!

También puede ocurrir que no conozcas a ningún profesional por tu zona, entonces te ayudamos. Entra en Plan Reforma y pide presupuesto a profesionales de tu provincia.

Legalidad

Paga impuestos, es una garantía

Entre los múltiples presupuestos que barajarás, es posible que te encuentres con diferencias muy notables entre unos y otros. Esto puede hacer saltar todas las alarmas. Está claro que cada profesional te dará un precio que variará en función del margen de beneficio que se lleve. Pero si tienes un presupuesto que se aleja bastante de los demás, es posible que no esté siendo todo legal.

Para evitar esto, asegúrate que la empresa con la que finalmente de quedes cuente con NIF, seguro de responsabilidad civil, con cuenta bancaria donde hacer los pagos… De esta forma te olvidarás de problemas innecesarios con la seguridad de los trabajadores en caso de accidente o de fraudes.

Precisamente para evitar esto último existe STIMATpay, la herramienta que te permitirá depositar todo el dinero presupuestado en una cuenta segura de la que se irá liberando a medida que apruebes las certificaciones que te envíe el profesional.

Déjalo por escrito

Que tu reforma quede por escrito. Foto: Espacio Habitado Valencia

Que esto no lo tome el profesional como una desconfianza de tu parte, sino como una garantía tanto para él como para ti ante posibles disputas en un futuro. ¿Qué debe quedar por escrito? El contrato donde aparezca el presupuesto final, los tiempos previstos para finalizar la obra, la descripción de los trabajos a desarrollar…

¿Pagar por adelantado?

Cómo pagar la obra. Foto: Coalco

Esto dependerá del profesional y su forma de trabajar. No obstante, en el caso de que te lo pida, nunca entregues más del 30% o 40% del coste total del presupuesto. Lo lógico es que a medida que el profesional vaya terminando, te envíe certificaciones y una vez te la entregue tú le pagues la parte que te pide por los trabajos desarrollados. Aunque sea tentador, paga todos los trabajos con IVA, es la seguridad y garantía de que si ocurre algo, puedas interponer denuncias y reclamaciones.

Ten en cuenta estos consejos y tu reforma integral no se convertirá en un quebradero de cabeza. ¿Estás en la duda de si hacerla o no? Puedes empezar por hacer un cálculo aproximado del precio que tendrían los trabajos que necesitas o pedir presupuesto a profesionales de tu zona.

PEDIR PRESUPUESTO A PROFESIONALES DE MI ZONA

Si quieres recibir más artículos de estas características, descárgate la App de Plan Reforma y estarás al tanto de las últimas novedades.

Descárgate la App de Plan Reforma

Plan Reforma
Autor: Plan Reforma

Plan Reforma es la plataforma que, desde 2012, ayuda a planificar una obra facilitando la relación entre particulares, profesionales, distribuidores de materiales y fabricantes a través de sus servicios: MARKETPLACE - para poner en contacto particulares y profesionales; STIMAT - para hacer presupuestos de obras de forma rápida, transparente y fácil; STIMATpay - para gestionar de forma segura y automática los pagos de una obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *