Platos de ducha de obra: Materiales que solucionan sus formas irregulares

El Blog de Plan Reforma. Planifica y haz realidad tu obra

predir_presupuestos_01_300x250A día de hoy un porcentaje muy elevado de las reformas en cuartos de baño optan por colocar un plato de ducha. Los hay de múltiples medidas y materiales pero, ¿qué ocurre cuando debemos adaptar nuestro espacio de ducha a unas medidas no muy comunes o aún peor, cuando nos vemos obligados a que la ducha vaya instalada en una zona de formas irregulares?. Pues la respuesta es, ¡NO PASA NADA! Existen varias soluciones que además de permitirnos instalar nuestras duchas en los lugares más complicados nos van a dar un toque de personalización que va más allá del típico plato de porcelana blanca.

Existen varios materiales que podamos utilizar para solventar medidas irregulares en nuestros espacios de ducha, sin embargo en este post nos centraremos en 2: platos de ducha en obra, platos de ducha de resina o silex.

Platos de ducha de obra

Hasta hace bien poco quizá era esta la única opción que contemplábamos cuando nos planteábamos construir nuestra ducha fuera de los estándares de los platos acrílicos o de porcelana tradicionales. La cuestión básica de esta técnica reside en una buena impermeabilización de la zona de aguas. Para ello podemos recurrir a diferentes materiales, en los que no profundizaremos ahora, tejidos técnicos, butilo, mantas de pvc, tela asfáltica… Una vez creada la base con las pendientes adecuadas  e impermeabilizado, toca decidir con qué queremos cubrir nuestro plato, en este caso, la opción más tradicional y seguramente la que más se sigue usando, es la de los mosaicos, aunque si bien es cierto éstos han evolucionado de forma espectacular, quedando aquellos mosaicos vitreos (el típico gresite) en un segundo plano y utilizándose hoy, mosaicos de piedra de río, de porcelánico en las más diferentes formas, mosaicos de materiales diversos como cristal, metal…La ventaja de estos materiales es que nos permiten adaptarnos a las formas irregulares de las paredes que encierran la zona de ducha, a las pendientes creadas para crear un buen nivel de desagüe pero además nos da un buen grado de antideslizamiento siempre básico en estos espacios.

Platos de ducha en resina/sílex

Los llamamos de estas dos maneras porque una de las principales marcas que trabaja este material en nuestro país denominó así a sus platos y de ahí que haya cogido ese nombre. Se trata de platos de ducha realizados con un compuesto de minerales naturales mezclados con polímeros acrílicos. Este tipo de productos se están imponiendo en nuestro mercado a un ritmo imparable. La gran ventaja de la elección de este material la encontramos en que nos permite la facilidad de adaptarnos a cualquier medida y forma, puesto  que son platos que se pueden cortar y adaptar a casi cualquier espacio, pero se coloca con la sencillez de un plato de ducha tradicional ya que se trata de un producto 100% impermeable y ya con las pendientes creadas por lo que no requieren de obra adicional. A todo esto debemos sumarle el plus de que la carta de colores y texturas es muy amplia, lo que permite combinarlos a la perfección con nuestras cerámica.

A este tipo de platos que está empezando a gobernar el mercado y que suelen tener aspecto de pizarra podemos sumarle otras alternativas de compuestos de resinas (que aunque a mayor precio) que nos darán los mismos resultados y ventajas, como es el caso del cuarzo (Silestone, Quarella…) y del Corian, además de los platos elaborados en mármol y otras piedras naturales.

Más allá de estos materiales existe otras posibilidades, duchas hechas en maderas tratadas, en vidrio, en acero, en pavimentos continuo con cementos especiales, epóxicos… En decoración e interiorismo, la variedad es elevada por lo que cuando por obligación o por gusto decidamos colocar nuestro plato de ducha en una zona con medidas irregulares sólo debemos preocuparnos por decidir cuál es la opción que mejor se encaja en nuestro proyecto y en caso de duda, comentadlo con el profesional que os ayuda en vuestra reforma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *