Cómo «ganar» en la guerra de precios (sin bajar tus precios)

El Blog de Plan Reforma. Planifica y haz realidad tu obra

Por Plan Reforma |

como ganar en la guerra de precios

  • En primer lugar debes asegurarte de haber generado la confianza suficiente para el cliente
  • Debes comprobar que estás presupuestando las mismas calidades que tu competidor
  • Gana en originalidad respecto a tu compañero, intenta buscar soluciones más económicas

Cuando envías un presupuesto a un cliente potencial, SIEMPRE estás compitiendo con algún otro profesional. Y es posible que el motivo de duda, como hemos visto en el capítulo anterior, sea el precio.

Para ganar en la guerra de precios debes asegurarte, en primer lugar, de haber generado la confianza suficiente para el cliente, tal como te hemos contado en otro post “Qué argumentos dar al cliente una vez le has enviado tu presupuesto para llevarte la obra”


Para ganar en la guerra de precios debes asegurarte, en primer lugar, de haber generado la confianza suficiente para el cliente


A partir de ahí lo primero que tienes que cerciorarte es que el cliente se haya asegurado, a su vez, que tanto tú como tu competidor hayáis presupuestado las mismas calidades. Lo habitual es que no sea así, por lo que puedes intentar buscar alguna alternativa más económica a la que le hayas propuesto en un principio o decide rebajar el margen en alguna partida grande, como son las ventanas.

Pregunta a tu distribuidor si tienen alguna liquidación de stocks de productos

Intenta encontrar otras soluciones constructivas más económicas con los que puedas rebajar el presupuesto final. Aquí el concepto es ganar en originalidad respecto a tu compañero. Por ejemplo, propón acuchillar el parqué en vez de poner parqué nuevo (lo que requiere lijar las puertas).

Rebaja tu margen en alguna partida grande, pero con pocos imprevistos, como pueden ser las ventanas. Rebajarás mucho el presupuesto, sin riesgo para ti.


Intenta encontrar otras soluciones constructivas más económicas con los que puedas rebajar el presupuesto final


Lo más importante es entender que NUNCA tienes que arriesgar. Si das precios por debajo de tu margen (una cosa es ajustar el margen, otra hacer bajas temerarias) lo único que te pasará es que a la que haya algún percance durante las obras, no puedas asumirlas y quedes mal con el cliente.

Hoy en día con el uso generalizado de internet es fácil que una mala valoración eche para atrás a futuros clientes. Porque sí, los clientes, antes de contratarte, aunque te hayan conocido fuera de internet, buscan opiniones por este medio. Si no tienes ninguna valoración online puedes hacerlo en tu perfil gratuito de Plan Reforma. Es mejor esperar a un cliente que acepte tus precios que intentar llevarse una obra de alto riesgo.

Plan Reforma
Autor: Plan Reforma

Plan Reforma es la plataforma que, desde 2012, ayuda a planificar una obra facilitando la relación entre particulares, profesionales, distribuidores de materiales y fabricantes a través de sus servicios: MARKETPLACE - para poner en contacto particulares y profesionales; STIMAT - para hacer presupuestos de obras de forma rápida, transparente y fácil; STIMATpay - para gestionar de forma segura y automática los pagos de una obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *