Qué tener en cuenta a la hora de cambiar la bañera por el plato de ducha

El Blog de Plan Reforma. Planifica y haz realidad tu obra

Por Plan Reforma |

Cambiar la bañera por un plato de ducha es una de las reformas más comunes y al no ser una obra grande puedes realizarla en cualquier época del año, aunque la verdad es que el verano es un buen momento porque dispondrás de más tiempo libre para pedir presupuestos para cambiar la bañera por el plato de ducha.

REFORMA TU BAÑO, CALCULA SU COSTE AQUÍ

La reforma es sencilla y puede realizarse en un día de trabajo, así que si estás pensando en cambiar la bañera por el plato de ducha tienes que saber que no es ni caro ni complejo de hacer. Además conseguirás que tu baño parezca el doble de grande y es mucho más cómodo el acceso, sobre todo para personas mayores.

¿Cómo se cambia una bañera por un plato de ducha?

Cuando vayas a pedir presupuesto para cambiar tu bañera por un plato de ducha es importante que sepas qué trabajos conlleva para poder controlarlos adecuadamente.

Estos son los trabajos que hay que hacer cuando te van a cambiar la bañera por el plato de ducha:

    1. Se quita la grifería y el desagüe de la bañera. Antes de todo, hay que cerrar las llaves de paso.
    2. Se repica el faldón de la bañera y la línea de azulejos que linda con ésta.
    3. Se quita la bañera.
    4. Se quitan el resto de azulejos.
    5. Se prepara el suelo con una solera que recibirá una lámina impermeable (ahora las hay con el desagüe incorporado, lo cual va mejor para evitar una mala ejecución para las duchas de obra).

  1. Se coloca el plato de ducha (o se alicata, si hacemos la ducha de obra) y la válvula sifónica (si no la tiene ya). Es importante colocarla para evitar malos olores.
  2. Se modifica la instalación de  grifería para colocarla a la altura de la ducha.
  3. Se alicata las paredes.
  4. Se coloca la nueva grifería.
  5. Se coloca la mampara

Ideas para cambiar una bañera por plato de ducha

Platos de ducha: Puedes optar por poner un plato de ducha de cerámica (la solución más económica), acrílico (las más resistentes) o de resinas (las que parecen piedra natural).

Alicatado: Si quieres que la reforma de tu baño quede bien, lo mejor es quitar todas las baldosas de la zona donde va a ir el plato de ducha. Es cierto que para ahorrar puedes colocar sólo los azulejos en el espacio donde estaba la bañera, pero no es la solución más estética.

Grifería: Más que un elemento estético, elegir la grifería que más te convenga es una cuestión de saber cómo te gusta ducharte: Si te gusta la sensación de lluvia, pon una alcachofa de techo. Si te gusta la presión, en cambio, descarta por completo esa solución.

Mampara: La mampara es un elemento muy importante a la hora de hacer la reforma de cambiar una bañera por el plato de ducha. Si tenías mampara, no podrás aprovecharla. Puedes elegir mamparas totalmente transparentes, las cuales le darán al baño una sensación de mayor amplitud, o bien traslúcidas para ganar en intimidad si el baño es compartido o bien con originales motivos.

¿Cuánto cuesta cambiar la bañera por plato de ducha?

CONTACTA CON UN PROFESIONAL DE TU ZONA

Cambiar la bañera por el plato de ducha puede costar entre 600€ a 1.500€ + iva. Dependerá de los materiales que quieras poner (tipo de azulejo, tipo de mampara, plato de ducha, grifería).

Share on Facebook1Tweet about this on TwitterGoogle+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn5

Etiquetas: ,

Qué tener en cuenta a la hora de cambiar la bañera por el plato de ducha
5 (100%) 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *