¿Cómo puedo conseguir permitirme -¡al fin!- mi reforma?

El Blog de Plan Reforma. Planifica y haz realidad tu obra

La casa de tus sueños no es inalcanzable, aunque la crisis de los últimos años te haya quitado las ganas de imaginarte como sería tener tu propia casa o de pensar en reformarla, las condiciones del mercado de la construcción han mejorado mucho en la actualidad. A eso añádele que, según los datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), los ingresos familiares medios en España se han consolidado entorno a los 2.227 euros mensuales, unos 27 mil euros anuales, euro más euro menos.

El paro también ha bajado en 48.559 personas en marzo con una creación de empleo récord. Estas cifras son sin dudas positivas.

financia tu reforma

Pero más de uno de nuestros lectores comentará que con estos sueldos ni en broma una familia se puede permitir una reforma de hogar, pensar en redecorar casa o por lo menos intentar darle un lavado de cara a su apartamento en alquiler. Pues con algunos consejos y un por qué no, un préstamo para tu reforma verás que reformar tu casa no es imposible.

Compara presupuestos y ahorra un 30%

No hace falta ser economistas para entender que cuando un mercado se reaviva y vuelve a crecer, la demanda y los precios se consolidan, y es justo lo que le ha pasado a la construcción. Según los últimos datos de la Seguridad Social, este sector es el que más número de cotizantes ha logrado. ¿Qué tiene que ver eso con tu reforma? Pues que tendrás más profesionales a tu disposición y un abanico de expertos que podrán ayudarte en tu reforma. Porque, ¿sabías que comparando entre varios presupuestos puedes llegar a ahorrar un 30% en tu reforma?

Préstamos de Reformas

El crecimiento económico ha ayudado a mejorar también el acceso a los créditos: hoy en día hay mucha oferta de préstamos. Nosotros te recomendamos que no intentes endeudarte por encima de tus posibilidades y, sobre todo, no caigas en la trampa de algunos “préstamos fáciles” que luego te cobran intereses muy elevados y penalizaciones altísimas por impagos o retrasos.

Pero si necesitas hacer la reforma ya, pero no dispones de todo el capital o si quieres algo más de presupuesto para materiales de mayor calidad o más duraderos -a veces lo barato sale más caro a la larga- o soluciones para mejorar la eficiencia energética, pedir un préstamo es una buena solución para hacer una inversión que te ayude a ahorrar en un futuro. Por nuestra parte te recomendamos el Crédito Proyecto Reforma de Cofidis, uno de los más serios y económicos actualmente. Te dan hasta 15.000€ para tu reforma e incluso te ofrece la posibilidad de tener un seguro de protección de tu deuda.

FINANCIA TU REFORMA

pedir un préstamo para reformar casa

Materiales locales o stocks

Una de las mejores formas para abaratar los costes es realizar una reforma utilizando materiales locales ya que el coste del transporte se reduce. Este mismo principio se aplica también a los profesionales, eligiendo sólo profesionales de tu zona tendrá un asesoramiento más directo y cercano.

Otra opción es preguntarle a tu profesional si conoce o tiene algún material sobrante en stock. Suelen ser materiales que están en oferta y que siguen siendo de buena calidad.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterGoogle+0Pin on Pinterest1Share on LinkedIn2

Etiquetas: , ,

¿Cómo puedo conseguir permitirme -¡al fin!- mi reforma?
5 (100%) 3

Plan Reforma en colaboración con Cofidis
Autor: Plan Reforma en colaboración con Cofidis

Cofidis es especialista en la concesión a distancia de créditos y proyectos de financiación y también una de las entidades líderes del crédito al consumo tanto en España como en Europa. Con más de 25 años de experiencia en nuestro país, 2 millones de clientes han hecho realidad sus proyectos con el acompañamiento de sus más de 500 asesores telefónicos. Para importes entre 4.000 y 15.000 euros, sin cambiar de banco y desde un tipo de interés del 5,95%, en Cofidis puedes conseguir hacer realidad tu proyecto de decoración o reforma del hogar, porque en Cofidis, tus proyectos tienen crédito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *